image/svg+xml
3.10
RegiónOccidente
DestinoPátzcuaro, Michoacán
TemporadaTodo el año
Los paisajes bordados de Berta Servín
Porqué vale la pena

A las orillas del lago de Pátzcuaro las mujeres bordan historias sobre lienzos de algodón, preservando viva la memoria p’urhépecha. Cada pieza es un homenaje a las fiestas y a las tradiciones, es arte ingenuo y espontáneo, es magia y pasión.

 

Recomendaciones
  • Pátzcuaro está a 54 kilómetros de Morelia.
  • La tienda de Berta Servín está en el local 9 de la Casa de los Once Patios, un centro artesanal donde hay talleres de laca y alfarería.
  • La fiesta de las ánimas o Día de Muertos, es Patrimonio Cultural de la Humanidad desde el 2003. Planea tu viaje con antelación y espera muchos visitantes.
  • En Pátzcuaro prueba la «nieve de pasta» en la Nevería Eréndira. FB @NeveriaErendiraPlazaGrande

Berta Servín Barriga pensaba que en México falta trabajo en equipo y visión a largo plazo, por eso creó en 1980, junto a con siete artesanas, la Cooperativa Tata Vasco de Quiroga. Querían sacar adelante a sus familias y el vehículo era el arte popular que forma parte de sus vidas. Berta es una leyenda en su comunidad pues borda desde 1956 lo que acontece a su alrededor con un estilo único, de figuras pequeñas y coloridas, empleando diversas puntadas. Cada lienzo es como la bitácora de un explorador. Ya sea una blusa o un mantel, plasma en ellos las tradiciones de la meseta purépecha usando la técnica que aprendió de niña, con elegancia e inocencia. La danza de los viejitos representan a los cuatro elementos pero también a los colores del maíz: rojo, amarillo, blanco y azul, me explicó la maestra, originaria de Santa Cruz, municipio de Tzintzuntzan. 

En el Pueblo Mágico de Pátzcuaro lleva más de 20 años trabajando. Su tienda está en la Casa de los Once Patios, un edificio del siglo XVIII que fue el convento de Santa Catarina y albergó a monjas dominicas. La obra de la artesana ha vestido a Michelle Obama y hay piezas suyas en el Vaticano. De niña iba con mi papá a la milpa y dibujaba con una varita en la tierra todo lo que veía, pero lo que más me ilusiona es transmitir mi conocimiento a las generaciones futuras, me dijo con sencillez esta mujer multipremiada. Pienso que puedes quitarle todo a una persona pero nunca su habilidad como artesano; un oficio es para siempre. Es como un arcoíris, para que la gente lo vea, agregó vistiendo con orgullo un bordado que le tomó un año, en el que aparecen el lago y la isla de Janitzio, el carnaval, la fiesta de Corpus Christi y la noche de muertos. Descubrir la vida y obra de quienes subliman nuestros sentidos de maneras extraordinarias y, simultáneamente honran la herencia de sus antepasados, es un privilegio.

Datos duros
  • Pátzcuaro se fundó a orillas de un lago en torno al año 1300, era parte del señorío de los uacúsechas, llamados tarascos por los españoles y hoy reconocidos como purépechas. Su centro histórico es patrimonio de la humanidad y en su hermosa plaza principal se encuentra un monumento a al oidor y obispo de Michoacán, Vasco de Quiroga, quien preservó los intereses de los indígenas y les enseñó diversos oficios.
  • Pátzcuaro significa «lugar donde se hace la negrura». Para los antiguos mexicanos y en algunas comunidades indígenas, los cuerpos de agua, como los lagos, son el acceso al inframundo al que van las almas de los muertos, guiadas por una nutria o un perro que representa al dios Xólotl, quien ayuda a las almas a cruzar «al otro lado».
image/svg+xml image/svg+xml
corral-piedra-estado-mexico-cabanas
guerrerense-ensenada-baja-comida
mezcal-ruta-oaxaca
arodi-orea-jalapa-veracruz
museo-nacional-antropologia-mexico
Xilitla-jardin-pozas-mexico
cocorit-sonora-pueblo-tradiciones
quiroga-michoacan-tacos-comida
tren-chihuahua-barrancas-chepe
sarape-escuela-saltillo-artesanos
Proponerme otra experiencia
Escribe aquí tu correo para recibir noticias de AmoMéxico
Al suscribirse se acepta el Aviso de privacidad.
Suscribirme al newsletter
La versión impresa de nuestra guía es de edición limitada. Anótate aquí y te informaremos en cuanto esté disponible tu ejemplar.
Enviar