cnnslot rtp8000 ruby8000 Parque Ecológico Xochimilco - Revista AmoMéxico
image/svg+xml

Parque Ecológico Xochimilco

Redacción
|
22 · 05 · 2024

Caminar por este parque es disfrutar, conocer y valorar uno de los patrimonios naturales más importantes de la CDMX, pues forma parte de un área natural protegida y de la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Pedalear en una bicicleta, mientras sientes el viento en la cara y a tu alrededor observas garzas, patos y hasta pelícanos, provoca que te brote una sonrisa en los labios y te sorprendas de estar en uno de los lugares más verdes, auténticos y valiosos de la CDMX.

El Parque Ecológico Xochimilco, con sus más de 140 hectáreas, forma parte de un área natural protegida y de la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987; es un pulmón donde habitan garzas de distintos tipos, gallaretas, zanates, gorriones y tordos, así como ahuehuetes, ahuejotes, sauces llorones, tepozanes, tules y carrizos, entre muchísimas otras especies.

A finales de la década de 1980 fue proyectado por el arquitecto y paisajista Mario Schjetnan, quien también se encargó de su rehabilitación en 2019. En él hay dos ecosistemas principales: por un lado, el acuático, con humedales y chinampas, y por el otro, un bosque templado con ahuejotes, pinos y eucaliptos.

Su vocación es ofrecerte un espacio limpio y familiar para disfrutar la naturaleza ya sea que decidas caminar, correr o andar en bicicleta en sus casi 10 kilómetros de trotapista y no hace falta que lleves tu equipo, ahí hay renta de vehículos para una, dos, tres y hasta cuatro personas. ¿Quieres disfrutar de cerca el lago y sus canales? Hay cuatro hectáreas de cuerpos de agua que se han rehabilitado y puedes navegarlos en trajinera, lancha de pedales o kayak.

El proyecto está comprometido con el rescate y preservación del ajolote, anfibio endémico de Xochimilco y en peligro de extinción por la destrucción de su hábitat, y por eso el parque contribuye con distintos proyectos ecológicos y de recuperación de los canales, restaurando los espacios para que esta salamandra pueda vivir y reproducirse en ellos.

Cuando estés acalorado, descansa con un picnic en sus palapas o domos y si vas con niños, déjalos retozar en las zonas de juegos o en la chinampa didáctica, esa milenaria forma de cultivo sobre el agua que aún emplean muchos productores de la zona y donde aprenderás sobre los ciclos de la tierra. Como el parque es hogar de más de 200 especies y se dedica a su preservación, las mascotas de ningún tipo están permitidas. 

Xochimilco y este parque son ejemplo vivo de que la ciudad puede ser verde, sustentable y amigable para humanos y naturaleza.

Contacto
Enviar