image/svg+xml
4.2
RegiónPacífico-Noroeste
DestinoMazatlán, Sinaloa
TemporadaTodo el año
Atardeceres entonados con banda sinaloense
Porqué vale la pena

Mazatlán es, desde hace más de un siglo, un destino familiar. Disfruta un paseo por su renovado malecón, descubriendo playas, hoteles, restaurantes, historias y atractivos turísticos para todos los gustos y bolsillos. 

 

Recomendaciones
  • El Muchacho Alegre está sobre el malecón. Ofrece mariscos y música en vivo. Paseo Claussen 46, de lunes a viernes de 10 a 1 h. (669) 193 7373.
  • Siéntate en una de las cafeterías de la Plazuela Machado, en el centro histórico, y practica el arte de «ver pasar». Besarse en el mirador, cuenta la leyenda local, consolida el amor.
  • El Cuchupetas es un clásico. Prueba «camarones a la cuchupetas» y «pescado frito a la Miranda». Jesús Carranza 301, Villa Unión. Diario de 10 a 19 h, (669) 967 0460 

Cuando busco lugares para compartir en familia siempre pienso en los que disfruté en la infancia. Mis padres y abuelos me compartieron su amor por México y de aquellos viajes recuerdo con cariño Mazatlán, puerto sinaloense fundado en el siglo XVI, cuyo nombre en náhuatl significa tierra de venados. Mi bisabuela nació allí en 1905. En el Porfiriato su centro histórico se vistió con iconos arquitectónicos como el Teatro Ángela Peralta y la Catedral Basílica; en 1898 nació el Carnaval de Mazatlán, considerado el tercero más importante del mundo y que se lleva a cabo los cinco días anteriores al Miércoles de Ceniza, y también es es cuna de la cerveza Pacífico y la música de banda sinaloense. La abundancia y calidad de mariscos, playas y lo imponente de sus atardeceres, consolidó su fama. 

Después de muchos años y noticias negativas, no esperaba mayor cosa al visitarlo pero al llegar me cautivó, me pareció bello y luminoso; mi miedo se diluyó. Las aves sobrevolaban las islas frente a su emblemático malecón, recientemente remodelado, un paseo de más de 20 kilómetros desde la playa Olas Altas, en el centro histórico, hasta la Zona Dorada. Recorrerlo a pie o en bicicleta te permite descubrir monumentos, obras de arte y atractivos turísticos como el estadio de beisbol Teodoro Mariscal –casa de los Venados — y el Acuario Mazatlán, inaugurado en 1980. Al llegar a la estatua conocida como los monos bichis o Monumento al pescador, del escultor Rodolfo Becerra, descubrí que estaba cerca del famoso Muchacho Alegre, mi lugar favorito para comer aguachile de camarón y tacos gobernador con cervezas bien frías, acompañados de música de banda sinaloense. Cuando comenzó el atardecer, con todas esas tonalidades imaginables y muchas nunca antes vistas, comprendí que la mejor manera de viajar es sin expectativas y que es mejor dejar en casa los prejuicios.

Datos duros
  • Las letras de la banda o tambora son una síntesis del imaginario colectivo regional e integran géneros como sones, rancheras, corridos, cumbia, balada y hasta polkas. Se popularizó en los años 20, combinando estilos europeos con música de viento tradicional.
image/svg+xml image/svg+xml
guadalupe-zacatecas-mexico-viajes
meztli-tlaxcala-comer-gastronomia
chapa-corzo-chiapas-turismo
cuernavaca-vuaje-mexico
izamal-yucatan-artesanias-experiencias
corral-piedra-estado-mexico-cabanas
jacobo-maria-alebrijes-tilcajete-oaxaca
ayapango-mexico-estado-ecoturismo
la-paz-baja-experiencias
amealco-queretaro-artesanias-munecas
Proponerme otra experiencia
Escribe aquí tu correo para recibir noticias de AmoMéxico
Al suscribirse se acepta el Aviso de privacidad.
Suscribirme al newsletter
La versión impresa de nuestra guía es de edición limitada. Anótate aquí y te informaremos en cuanto esté disponible tu ejemplar.
Enviar