image/svg+xml
3.3
RegiónSureste
DestinoIzamal, Yucatán
TemporadaTodo el año
Visitar talleres y pasear entre muros amarillos
Porqué vale la pena

Yucatán es cuna de magníficos artesanos que aprovechan los materiales de su entorno para crear piezas sublimes como las tallas en madera de Gabriel Pérez Casanova y la joyería de Esteban Abán Montejo.

 

Recomendaciones
  • Visita el templo del conejo, la pirámide de Kinich Kakmó y el convento de San Antonio de Padua, cuya explanada es la más grande del mundo después de la del Vaticano.
  • En el Centro Cultural y Artesanal hallarás dos museos: de Arte Popular y del Henequén, además de tienda de artesanías y spa con tratamientos tradicionales.
  • Catherwood Travels es una agencia especializada en la penísnsula de Yucatán: www.catherwoodtravels.com

Despertar al amanecer y caminar por las calles de Izamal es una experiencia que disfruto enormemente. En la tradición maya, se cuenta que la fundó el hijo de Hunab Ku, el corazón del cielo, y que en los cerros cubiertos de maleza se esconden más de 140 templos y palacios. Luego vino la Conquista y con sus piedras se construyeron edificios como el convento de San Antonio de Padua, levantado en el siglo XVI; es majestuoso pues posee muros que se asemejan a una fortaleza y el atrio más grande de América. 

No es gratuito que ostente el título de Pueblo Mágico. Sus casas están pintadas de amarillo y sus calles empedradas suenan alegremente bajo los cascos de los caballos tirando de las calesas. Vive al margen del turismo masivo y es un placer mirar a los niños caminando hacia la escuela o a las vecinas cosiendo sus huipiles con destreza. 

Me atrapó el aroma de la cochinita pibil. Desayuné seis tacos y un agua de chaya antes de visitar los talleres de los grandes maestros del arte popular. Primero fui al de don Gabriel Pérez, dedicado a la talla de madera desde hace más de 20 años. Fue un privilegio verlo en trance creativo, explorando un pedazo de cedro y revelando su obra con la ayuda de una coa. Después visité a don Esteban Abán Montejo. Déjame decirte, con todo mi corazón, la alegría que me da que nos visites, dijo en maya al mostrarme el motivo por el que ha recibido tantos reconocimientos durante más de 50 años: una joyería exquisita, elaborada a partir de la espina del henequén y del coco de aceite, conocido como cocoyol, que pule delicadamente de modo que se asemejan a bastones de coral, en el caso de las primeras, o a canicas de obsidiana, con los segundos. Que se alegre tu corazón, porque en el momento en que decidas regresar con nosotros, llegas a tu casa, me despidió. Más que un destino turístico, Izamal es un placer que muestra cómo vivir con orgullo y dignidad.

Datos duros
  • Izamal, que en maya, se conoce como Itzmal, significa «rocío del cielo». Su nombre recuerda a Zamná, un importante sacerdote que vivió hace unos 1,500 años, y que fue deificado o hecho dios.
  • La ciudad está conectada por una red de sacbeob, el plural del sacbé, que significa «camino blanco» y son avenidas pavimentadas por los mayas prehispánicos. Se ubica en las planicies del norte de la península de Yucatán, 66 kilómetros al este de Mérida. 
  • A Izamal se le conoce como la «ciudad amarilla» o la «ciudad de las tres culturas», pues los españoles utilizaron las rocas de sus templos y palacios para crear otros templos y casonas coloniales que hoy son hoteles, museos y cafés.
image/svg+xml image/svg+xml
acre-cabos-baja-mexico
dolores-olmedo-museo-diego-frida
el turismo rural en la Sierra Gorda
amatenango-chiapas-artesanias-jaguares
paracho-michoacan-guitarras-artesanos-capilla
taxco-guerrero-pueblo
malinalco-piramide-artesanos-experiencias
tren-chihuahua-barrancas-chepe
izamal-yucatan-artesanias-experiencias
huasca-hidalgo-prismas
Proponerme otra experiencia
Escribe aquí tu correo para recibir noticias de AmoMéxico
Al suscribirse se acepta el Aviso de privacidad.
Suscribirme al newsletter
La versión impresa de nuestra guía es de edición limitada. Anótate aquí y te informaremos en cuanto esté disponible tu ejemplar.
Enviar