image/svg+xml
5.9
RegiónNoreste
DestinoSantiago, Nuevo León
TemporadaTodo el año
Aventuras al natural y machacado con huevo
Porqué vale la pena

El Pueblo Mágico de Santiago es la puerta de entrada a la Sierra Madre Oriental en la que existen increíbles sitios para volar en globo al amanecer, caminar por bosques entre cascadas, así como practicar el cañonismo y salto bungee.

Recomendaciones
  • IBO Adventures es la empresa de Chuy Guerrero. Ofrecen aventuras en Monterrey y sus alrededores, como cañonismo, bungee, paracaidismo, parapente y globo aerostático, así como disciplinas de menor impacto, siempre con el mejor equipo técnico y humano que hay en México. www.ibo.com.mx
  • Me gusta desayunar con Chuy en Los Toreados del Álamo. Diario de 5 a 23 h. Carretera Nacional kilómetro 242, Santiago. FB @lostoreadosdelalamo
  • El Parque Ecoturístico Cola de Caballo tiene pinos, ébanos y encinos. Ofrece asadores al aire libre, senderos para caminar hasta la cascada, salto bungee y hotel www.coladecaballo.com

Se me hace agua la boca y me sudan las manos al pensar en Monterrey pues vuelven recuerdos de comidas y aventuras. Adoro sus cumbres vigilantes y su personalidad desenfadada. Me siento honrado al decir que tengo amigos regios, uno de ellos, una leyenda del turismo de aventura: Jesús “Chuy” Guerrero, fundador de la exploración y convivencia con la Sierra Madre Oriental, que cobija al Parque Nacional Cumbres de Monterrey, hoy amenazado por la creciente zona metropolitana. 

La primera vez que lo visité sobrevolamos en globo aerostático un inmenso plantío de naranjos en flor. Atesoro el olor de azahar y la vista del amanecer en esas montañas majestuosas. Aterrizamos en Santiago, desayunamos machacado con huevo y jugo de naranja. Exploramos el cañón de Matacanes, con sus dos bajadas a rapel y dos cruces de montaña a través de ríos subterráneos, toboganes naturales y unos 30 saltos al agua de hasta 13 metros de altura; fueron las ocho horas más divertidas que puedas imaginar. Fuimos al Parque Ecoturístico Cola de Caballo, donde comenzó la leyenda de su empresa IBO Adventures, con el salto bungee más alto de México: 70 metros de caída libre, algo que debes hacer una vez en la vida, como lanzarte en paracaídas, volar en parapente y, en general, todas las aventuras que ofrece Chuy. 

Quince años después volvimos a Santiago y nos detuvimos para comer machacado con huevo, él a la mexicana y yo al natural con frijoles a la charra. Después caminamos a la cascada Cola de Caballo y practicamos Roller Zip, una mezcla de tirolesa y montaña rusa. La gente de las ciudades busca conectarse con la naturaleza como consecuencia de la pandemia. Ahora que descubrieron las maravillas más allá del pavimento, comenzará una nueva era para el turismo de aventura y naturaleza, vaticinó Chuy. Esta vez no nos lanzamos del bungee, pero fuimos por un helado a la Plaza Ocampo. Los años no pasan en vano. 

Datos duros
  • El Pueblo Mágico de Santiago es la puerta de entrada a la Sierra Madre Oriental, una cordillera de 1,300 kilómetros de longitud que atraviesa Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Hidalgo, Puebla, Querétaro, Tlaxcala y Veracruz. Se encuentra a 35 kilómetros de Monterrey, ofrece una plaza rodeada por templos y restaurantes, así como puestos con artesanías. En la presa La Boca puedes navegar y visitar al atardecer la cueva de los Murciélagos. Hay cañones, senderos y recorridos para bicicleta de montaña accesibles con el apoyo de guías locales.
  • El cañonismo es un deporte de aventura que implica descender los cañones que se forman entre las montañas por el cauce de los ríos. Son recorridos con distintos niveles de dificultad que suelen tener paredes en ambos lados, así como con cascadas, ríos subterráneos y cuevas. Necesitas buena condición física y al menos 10 años.
  • El «puentismo» o salto bungee es una disciplina en la que te lanzas desde un puente o plataforma elevada con una cuerda elástica sujetada a los tobillos o al torso. En los años 60 el científico y divulgador inglés David Attenborough documentó una práctica de los jóvenes en la isla de Pentecostés en la República de Vanuatu, ubicada en el Pacífico Sur, en la que se arrojaban de plataformas de madera con una soga atada a los tobillos como ritual de iniciación. El británico Chris Baker se inspiró para imitarlos pero utilizando cuerdas elásticas y realizó el primer salto oficial en 1979. 

 

image/svg+xml image/svg+xml
mani-experiencia-ciudad
Irma-blanco-artesanos-oaxaca
malinalco-piramide-artesanos-experiencias
cacahuamilpa-grutas-guerrero
ayapango-mexico-estado-ecoturismo
quiroga-michoacan-tacos-comida
oaxaca-ciudad-esperiencia
taxco-guerrero-pueblo
morelia-experiencia
cenotes-bucear-buceo-yucatan-kan-kirin
Proponerme otra experiencia
Escribe aquí tu correo para recibir noticias de AmoMéxico
Al suscribirse se acepta el Aviso de privacidad.
Suscribirme al newsletter
La versión impresa de nuestra guía es de edición limitada. Anótate aquí y te informaremos en cuanto esté disponible tu ejemplar.
Enviar