image/svg+xml
7.3
RegiónBajío
DestinoReal de Catorce, San Luis Potosí
TemporadaTodo el año
Expedición al sitio sagrado de Wirikuta
Porqué vale la pena

Wirikuta es el destino de las peregrinaciones del pueblo wixárika. Los antiguos caminos y sitios sagrados naturales que transitaron sus abuelos son la senda para mantener el equilibrio del mundo y encontrar el conocimiento.

 

Recomendaciones
  • Caballerangos del Real son guías locales que ofrece cabalgatas. Contrátalos en la plaza o con Lorenzo Coronado. (488) 114 8627
  • Cristino Rodríguez fundó Willys de Real de Catorce, ofrece expediciones en el Willys Jeep, hospedaje y experiencias gastronómicas con productos locales. www.willysderealdecatorce.com
  • Felipe Frías es el guía turístico más prestigiado del pueblo, llámale al (488) 112 3438

Viajo para descubrir creencias, por amor a lo nuevo y respeto a lo desconocido, por ello me enfilé a principios de octubre al Altiplano Potosino, lugar de peregrinación del pueblo wixárika, conocidos como huicholes. 

Para llegar a sus sitios sagrados crucé el túnel Ogarrio. No podemos usar caballos grandes porque se caen, explicó don Lorenzo, presidente de los Caballerangos del Real, y cabalgamos los 2,300 metros excavados a mano a finales del siglo XIX, única entrada y salida de Real de Catorce. 

Dicen que es territorio del diablo, dueño de la plata. Quizá fue el aire enrarecido o la emoción, pero el Ogarrio me pareció un túnel del tiempo. Después de la Revolución se convirtió en pueblo fantasma, explicó Felipe Frías, mi guía. Era la fiesta de San Francisco, quien milagrosamente revive el pueblo cada 4 de octubre. Los matlachines bailaban por sus calles empinadas. Luego de misa, Felipe me invitó un mezcal curado con yerbas del desierto. Es un digestivo muy popular y además de quitarte la diarrea, te pone pedo”, dijo don Beto, el cantinero. 

Dormí anestesiado y me despertó el rebuznar de los burros catorceños. Afuera de mi hotel, don Cristino me esperaba para la expedición a bordo de un Willys Jeep original. Vamos al sitio donde nació el sol, comentó cuando descendíamos por la Cuesta de los Arrepentidos, puerta de entrada a la reserva de Wirikuta, centro del universo wixárika. Visitamos minas abandonadas; después Santa Cruz de Carretas, famoso por sus herbolarios, y llegamos a las faldas del cerro del Quemado. Don Cristino me guió por el desierto en busca del hikuri o peyote. No sabía si lo comeríamos o no. Cuando lo hallamos fue evidente lo que sucedería. Su extracción, tráfico y consumo es delito federal. Los únicos protegidos para hacerlo son los huicholes. La cultura wixárika es motivo de orgullo, no necesitas los efectos del peyote para disfrutar la biodiversidad y apreciar la espiritualidad de Wirikuta.

Datos duros
  • El peyote (Lophophora williamsii) es una cactácea endémica del Altiplano Potosino conocida por sus alcaloides psicoactivos, como la mescalina. Se le conoce como hikuri o «venado azul», también se le nombra «el abuelito». Es una especie amenazada y su consumo ritual tiene una larga tradición para el pueblo wixárika que peregrina desde Nayarit, Jalisco, Durango y Zacatecas en su búsqueda.
  • En el año 2011 el movimiento Salvemos Wirikuta hizo público el conflicto entre las empresas mineras y el pueblo wixárika por la explotación de un territorio considerado sagrado y cuya biodiversidad y riqueza mineral atrae inversiones extranjeras que favorecen los intereses gubernamentales 
  • El nombre original de Real de Catorce fue Real de Minas de la Limpia Concepción de Guadalupe de los Álamos de Catorce. Se fundó en 1772 gracias al descubrimiento de vetas de plata que lo convirtieron en el tercer productor más importante de América. Fue abandonado luego de la Revolución y se convirtió en destino turístico a consecuencia de diversas producciones de cine, especialmente de la película La Mexicana, con Julia Roberts y Brad Pitt.
  • El Willys MB es un vehículo todoterreno con tracción en las cuatro ruedas creado por la empresa estadounidense Willys-Overland Motors en los años 40, por solicitud de la milicia estadounidense. A su versión comercial se le llamó Willys Jeep, el cual es motivo de culto e inició un movimiento en torno a vehículos de Propósito Generales o GP por la especificación militar en inglés, de la cual nació «yipi» y terminó en «jeep».
image/svg+xml image/svg+xml
cielo-tamaulipas-actividades
quiroga-michoacan-tacos-comida
Puebla-actividades-experiencias-gourmet
mexcatitlan-nayarit-mexico-turismo
zacatecas-ciudad-turismo-viajes
real-monte-hidalgo
arodi-orea-jalapa-veracruz
aguascalientes-experiencias-recomendaciones
uayamon-campeche-hacienda-viajes
Islas-marietas-nayarit-mexico
Proponerme otra experiencia
Escribe aquí tu correo para recibir noticias de AmoMéxico
Al suscribirse se acepta el Aviso de privacidad.
Suscribirme al newsletter
La versión impresa de nuestra guía es de edición limitada. Anótate aquí y te informaremos en cuanto esté disponible tu ejemplar.
Enviar