image/svg+xml
5.5
RegiónPacífico-Sur
DestinoChiapa de Corzo, Chiapas
TemporadaTodo el año
Tocar Cielito Lindo con la familia Nandayapa
Porqué vale la pena

Chiapa de Corzo es una de las ciudades más antiguas de América y el resultado del complejo nacimiento de nuestra nación. El mestizaje le volvió un destino de lo más atractivo por la diversidad de su cocina tradicional, celebraciones y arte popular.

 

Recomendaciones
  • Descubre la talla policromada en el taller de Francisco Javier Moreno (para comprar una máscara hay que pedirla con antelación). Calle de La Libertad 628. WA (961) 184 9346.
  • El Campanario ofrece platillos típicos. Diario de 8:30 a 16 h FB @elcampanariochiapadecorzo
  • Conoce la fabricación y disfruta un concierto en Casa Taller Museo de la Marimba Nandayapa. Av. de la Independencia 36. WA (961) 151 9259.

Viajar es una fiesta para los sentidos y un descanso para la razón. En Chiapa de Corzo esto es evidente: se trata de un centro ceremonial y sitio de encuentro por más de tres mil años. A orillas del río Grijalva está el acceso al Cañón de Sumidero y de sus peñones se arrojaron los últimos guerreros soctones o chiapas, según Bernal Díaz del Castillo, al no poder vencer a los invasores. Ahí los españoles fundaron la primera ciudad durante la Conquista. En 1528 llegaron los primeros frailes dominicos y el poblado, a tomar su personalidad barroca y mudéjar, presente en la fuente de la pila de la Plaza Principal, donde se disfruta la danza de los Parachicos, un personaje cuya historia tiene más de tres siglos forjando la identidad del Pueblo Mágico. Mantiene a los artesanos y alimenta al pueblo, me explicó el maestro mascarero Francisco Javier Moreno, en el taller donde crea los rostros usados en el ritual. Los danzantes visitan los sitios sagrados de la ciudad y las casas de sus vecinos recibiendo a cambio la inmortalidad, por medio del orgullo, la fe y la tradición. También les ofrecen platillos como la pepita con tasajo y el cochito, carne de cerdo con especias, que los simples mortales podemos disfrutar con una sopa de chipilín y un refrescante pozol en el restaurante El Campanario, de Jorge Santiago. 

Después hice otra visita esencial en un destino en donde no faltan excusas para sacar la marimba y ponerse a bailar. Carlos Nandayapa Vargas me recibió en el taller donde su familia lleva más de 100 años manteniendo vivo el arte. Lo fundó mi abuelo Norberto. El instrumento es de África, llegó con los dominicos y lo hemos mejorado, sobre todo la caja de resonancia, explicó. Las marimbas de los Nandayapa suenan en todo el mundo; son sus guardianes. La escuchamos desde antes de nacer, para nosotros es la voz ancestral de Chiapas. El maestro tuvo la paciencia de enseñarme y la gentileza de permitirme acompañarlo a tocar Cielito Lindo. Ya es un recuerdo imborrable.

Datos duros
  • El origen de la danza de los Parachicos nos remonta al siglo XVII y surgió fortuitamente «para el chico de doña María Angulo». Los indígenas que trabajaban para la distinguida dama española organizaron una fiesta con el fin de alegrar a su hijo que estaba enfermo y se pusieron máscaras. Ahora la danza se dedica a los santos patronos y sucede durante la Fiesta Grande del 8 al 23 de enero. Danzan siete días vistiendo camisa blanca, pantalón negro, faja roja en la cintura, chalina bordada, sarape, un tocado de fibras que representa la cabellera de los españoles y máscaras de madera.
  • Don Zeferino Nandayapa (q. e. p. d.) fue el marimbista mexicano más importante por sus adaptaciones de obras maestras para la marimba chiapaneca y por mostrarla a todo el mundo. Hijo del maestro constructor Norberto Nandayapa, fue solista con la Orquesta Sinfónica Nacional y participó tanto en la Orquesta de la Comunidad de Madrid como en la Real Orquesta Filarmónica en Londres. Es parte de salón de la fama de la Percussive Arts Society.
  • Cielito Lindo es un huapango compuesto en 1882 por el xochimilca Quirino Mendoza y Cortés. Se dice que fue inspirada y dedicada a su esposa Catalina Martínez; sin embargo, algunos autores afirman que la letra está tomada de antiguos cantos populares de España. Se grabó por primera vez en 1918 y es como un segundo himno para los mexicanos de nacimiento o adopción.
image/svg+xml image/svg+xml
alamos-sonora-actividades-rutismo
cholula-puebla-experiencias
coahuila-vinos-vinedos
santiago-pueblo-magico-nuevo-leon
tepoztlan-actividades-experiencias
acre-cabos-baja-mexico
arbol-tule-oaxaca-comer-comida
oaxaca-ciudad-esperiencia
aguascalientes-experiencias-recomendaciones
mani-experiencia-ciudad
Proponerme otra experiencia
Escribe aquí tu correo para recibir noticias de AmoMéxico
Al suscribirse se acepta el Aviso de privacidad.
Suscribirme al newsletter
La versión impresa de nuestra guía es de edición limitada. Anótate aquí y te informaremos en cuanto esté disponible tu ejemplar.
Enviar