image/svg+xml
10.8
RegiónSureste
DestinoTuxtla Gutiérrez, Chiapas
TemporadaTodo el año
Navegar el cañón del Sumidero
Porqué vale la pena

Para disfrutar la sublime zanja del parque nacional Cañón del Sumidero hay que navegar el río Grijalva para luego ascender a la cima de sus paredes, cuyas dimensiones te recuerdan lo insignificante, pero afortunada, que es nuestra existencia.

 

Recomendaciones
  • Haz el viaje de ida y vuelta desde el embarcadero de Chiapa de Corzo pues el cañón se aprecia completamente diferente en cada tramo. Sociedad Cooperativa Nandiume tiene embarcaciones y guías certificados. T. (961) 616 0453 y 171 7542.
  • Recorre en automóvil o bicicleta los cinco miradores en la cima del cañón. Entras con el mismo brazalete que adquieres en la caseta de la Conanp para realizar la navegación. 

Llegué a Tuxtla Gutiérrez motivado por una fotografía que hay en mi escritorio en la que mi abuelo, Ignacio Cantú Montenegro, sonríe. De su cuello penden los binoculares, sus compañeros de viaje favoritos. Viste camisa de algodón estilo safari, del mismo azul que la embarcación de fibra de vidrio en la que navega por un río plateado como su melena. Detrás de su silueta está la imagen eterna de una garganta de piedra revestida con mechones verdes. Es la estampa inmortalizada en el escudo del estado que alegra mi corazón siempre que lo visito.

Del aeropuerto fui directo al embarcadero, previo desayuno de tamales de chipilín (Crotalaria longirostrata) con pollo y queso fresco. El cañón del Sumidero inicia en el puente Belisario Domínguez, donde me esperaba el capitán José Luis Hernández. Vienen muchos turistas y siempre quedan maravillados, comentó mientras preparaba la embarcación. José Luis es guía desde niño y forma parte de la Sociedad Cooperativa Nandiume que tiene su base en uno de los cuatro embarcaderos del parque nacional, decretado como tal en 1980. 

El río Grijalva nace en Guatemala, en la sierra de los Chuchumatanes, y desemboca en el golfo de México. Su nombre recuerda al español que lo descubrió cuando exploró el golfo y la península de Yucatán en 1518. Vimos cocodrilos de río en la ribera, monos araña en las copas de los árboles y cormoranes secando sus alas sobre las rocas, luego de zambullirse. También encontramos ceibas, sabinos, orquídeas y agaves endémicos (Agave grijalvensis). Visitamos la cueva de colores, producto de filtraciones minerales, y el árbol de navidad, que me pareció un gigante petrificado. Por supuesto me fotografié en el escudo de Chiapas en honor a mi abuelo. 

Mi sitio favorito fue el corazón del cañón, donde las paredes se elevan más de mil metros. Allí, el tiempo parece detenerse por la emoción que producen sus dimensiones. Fue, para mí, una nostálgica misión cumplida.

Datos duros
  • La región que ocupa el parque nacional Cañón del Sumidero fue parte del mar que existió hace al menos 140 millones de años. Sus rocas están formadas por sedimentos y calizas cuyos minerales provienen de corales y moluscos prehistóricos. El cañón tiene una extensión de 30 kilómetros y el parque cubre más de 21 mil hectáreas divididas en cuatro municipios chiapanecos. En él habitan más de 1,700 especies como el cocodrilo de río, la garza blanca, el mono araña y el venado cola blanca. Es sitio Ramsar desde 2004, un proyecto de la Unesco para la conservación de humedales de importancia internacional pues son el hábitat de aves acuáticas.
image/svg+xml image/svg+xml
morelia-experiencia
calvillo-zacatecas-pueblo-actividades
coahuila-vinos-vinedos
paricutin-michoacan-gastronomia-comer
jaibas-tampico-gastronomia
amatenango-chiapas-artesanias-jaguares
hotel-escondido-oaxaca-playas
monterreal-coahuila-nieve-mexico
real-monte-hidalgo
amealco-queretaro-artesanias-munecas
Proponerme otra experiencia
Escribe aquí tu correo para recibir noticias de AmoMéxico
Al suscribirse se acepta el Aviso de privacidad.
Suscribirme al newsletter
La versión impresa de nuestra guía es de edición limitada. Anótate aquí y te informaremos en cuanto esté disponible tu ejemplar.
Enviar