image/svg+xml
9.4
RegiónNoreste
DestinoSan José del Cabo, Baja California Sur
TemporadaNoviembre a junio
Dormir en una casita en los árboles de Acre
Porqué vale la pena

En San José del Cabo, algunas de sus mejores experiencias se esconden entre colinas y cañones que, a primera instancia, parecen yermos y desolados. Sin embargo, la vida en un oasis se celebra con toda plenitud. 

Recomendaciones
  • El restaurante La Lupita es una institución en San José. Sirve tacos, mezcal y música en vivo, y es parte del proyecto Art Walk, para revitalizar las calles a través del arte. Se lleva a cabo los jueves de noviembre a junio, de 17 a 21 h. www.lalupitatym.com
  • Acre ofrece cocina con productos de la Baja y su propio mezcal. Tiene villas en venta y renta, huerto y granja. Sus 12 habitaciones en los árboles son solo para adultos. www.acrebaja.com

El desierto y el mar en la península de Baja California son un santuario para la naturaleza. Es delicioso volver a sentirse y saberse parte de ella. La mente se expande en esos paisajes. La Baja tiene una forma especial de ser; su espíritu es aventurero y de mente abierta. Parte de su encanto radica en que se siente remoto y salvaje, pero también en que puedes disfrutarlo con sofisticación y comodidad. Los guaycuras, cochimíes y pericúes lo habitaron, sus trazos fueron sutiles y respetuosos. De ellos solo queda el recuerdo. 

En el siglo XVI, San José del Cabo prosperó como el puerto de San Bernabé, un refugio para los capitales de la Nao de China o Galeón de Manila, la ruta comercial más longeva y próspera de la historia. De esa época queda una misión fundada por jesuitas en el centro histórico, un sitio agradable para caminar. Por las noches abren sus galerías de arte y en sus taquerías suena música en vivo. San José es puerta de entrada para las aventuras del desierto y del mar, se trate de expediciones en vehículos todo terreno para explorar sus cañones o de bucear en el parque nacional Cabo Pulmo. 

Acre es un lugar que sintetiza lo que vuelve atractiva a la Baja. La primera vez que fuimos, conocimos a sus fundadores, Stuart McPherson y Cameron Watt. El sitio era un restaurante bar. Son canadienses y compraron el terreno en torno a un plantío de mangos al enamorarse de la Baja en sus vacaciones. Con los años, su apuesta y su visión evolucionó. Acre incluye un bello huerto donde el chef Larbi Dahrouch cultiva gran parte de los ingredientes. Tienen una alberca rodeada por jardines, en los que hay 12 casitas en los árboles, ocultas entre palmeras y con su propia terraza. Tienen regadera exterior y bar. Una cama king-size completa la fantasía. Al amanecer ofrecen clases de yoga o te hacen llegar café y pan recién horneado por si prefieres anidar el día entero.

Datos duros
  • El parque nacional Cabo Pulmo está a 98 kilómetros de San José del Cabo. Forma parte del área natural protegida con más de 7 mil hectáreas en el mar de Cortés. Aquí la comunidad prefirió dejar la pesca para preservar el ecosistema, convirtiéndose en un caso ejemplar de turismo regenerativo. Son famosos sus cardúmenes de jureles. Conserva uno de los tres arrecifes de coral que quedan vivos en Norteamérica, así como cinco de las siete especies de tortugas marinas. En el 2005 fue reconocido como patrimonio natural de la humanidad por la Unesco.
image/svg+xml image/svg+xml
wikikuta-recomendaciones-desierto-san-luis
suchitlan-colima-artesanos-madera
xochicalco-ciudad-experiencia
Irma-blanco-artesanos-oaxaca
cielo-tamaulipas-actividades
tepotzotlan-visitar-mexico
alamos-sonora-actividades-rutismo
arbol-tule-oaxaca-comer-comida
chapa-corzo-chiapas-turismo
ruta-independencia-turismo-mexico
Proponerme otra experiencia
Escribe aquí tu correo para recibir noticias de AmoMéxico
Al suscribirse se acepta el Aviso de privacidad.
Suscribirme al newsletter
La versión impresa de nuestra guía es de edición limitada. Anótate aquí y te informaremos en cuanto esté disponible tu ejemplar.
Enviar