image/svg+xml
3.9
RegiónSureste
DestinoAmatenango del Valle, Chiapas
TemporadaTodo el año
Los jaguares de Juana Gómez Ramírez
Porqué vale la pena

Aunque Juana Gómez nunca ha visto un jaguar real, los suyos son objeto de colección para nacionales y extranjeros. Son animales de cerámica que cobran vida en el taller familiar. 

 

Recomendaciones
  • Amatenango del Valle está a 40 kilómetros de San Cristóbal de las Casas y a 55 Comitán, en ambas poblaciones hallarás lugares para comer y dormir que se ajusten a tu presupuesto. 
  • Conoce el taller y la galería de Juana Gómez Ramírez FB @Taller-y-Galería-Artesanal-Juana-Gómez-Ramírez, escribe a juana.gomez.ramirez82@gmail.com o llama al (992) 103 6042. Aceptan pagos con tarjeta de crédito y envían a todo el mundo.

El arte popular ha perdido su lugar en las comunidades indígenas y en las ciudades; sin embargo, todavía hay personas extraordinarias que trabajan para ofrecer un futuro digno a las manualidades. Una de ellas es Juana Gómez Ramírez, indígena tzeltal de los Altos de Chiapas. La conocí en una foto del libro Grandes Maestros del Arte Popular, editado por Fomento Cultural Banamex. Se veía majestuosa junto a un inmenso jaguar tatuado con flores, por ello me emocioné al visitar su taller en Amatenango, famoso por sus alfareros desde la época prehispánica. 

Los grandes maestros son para mí el equivalente a un ídolo. Me estremecí al verla con su blusa bordada y su mandil, con esa presencia que inspira respeto. A su lado estaba el enorme horno de leña donde quema sus jaguares; mientras su familia moldeaba, bruñía o pintaba. Juana aprendió alfarería a los nueve años. Hizo ollas y macetas y entonces apareció un jaguar en su libro de texto de la primaria, con su silueta estilizada y el cuerpo cubierto de manchas. 

Tenía doce años cuando hice el primero. Más que un hermoso animal, para nuestros antepasados era un dios que nos cuidaba. Por eso los hago, pues siento su energía cuando trabajo sus formas con mis manos, me dijo.

Para crear un jaguar primero amasa el barro durante ocho horas, combinando arena de la mina de Amatenango con agua de sus ríos. Luego se moldea la figura a mano, iniciando por las patas, continuando con el cuerpo y terminando con la cabeza. El bruñido se hace con piedra de río de dos o tres días, antes de hornearlo medio día. Luego se pinta con tintes naturales o pintura vinílica. El proceso toma de una a tres semanas, dependiendo el tamaño del jaguar.

Platiqué y reí con ella y su familia, cuya labor da continuidad a su oficio y abundancia para su comunidad. Es algo deseable para el resto del país y una posibilidad si el arte popular se reintegra a nuestra vida cotidiana. 

Datos duros
  • Juana Gómez Ramírez fue reconocida como Gran Maestra del Arte Popular en 2013. Aprendió alfarería de su madre, Feliciana Ramírez, quien vendía sus piezas al pie de la carretera. Todas sus obras son diferentes y ha expuesto en galerías de Estados Unidos, Bélgica, Inglaterra, España y Australia. Dirige el Grupo Artesanal Juana Gómez Ramírez. 
image/svg+xml image/svg+xml
san-juan-chamula-chiapas
Islas-marietas-nayarit-mexico
monterreal-coahuila-nieve-mexico
Puebla-actividades-experiencias-gourmet
manzanillo-playa-mexico
guadalajara-hacer-comer-hoteles
xochimilco-chinampas-gastronomia-platillos
sarape-escuela-saltillo-artesanos
amatenango-chiapas-artesanias-jaguares
cozumel-perlita-mariscos-comer
Proponerme otra experiencia
Escribe aquí tu correo para recibir noticias de AmoMéxico
Al suscribirse se acepta el Aviso de privacidad.
Suscribirme al newsletter
La versión impresa de nuestra guía es de edición limitada. Anótate aquí y te informaremos en cuanto esté disponible tu ejemplar.
Enviar